Dominique Riofrio

“Feminidad en la oficina”

Dominique Riofrío, fotógrafa seleccionada por Foto Álbum en la categoría profesional habla sobre su acercamiento a la fotografía y sobre su proyecto, “feminidad en la oficina”.


DR: Cuando estaba cerca de graduarme de la universidad, con una licenciatura en periodismo y literatura, tomé una clase de fotografía. Creo que esa fue la primera vez que cogía una cámara y desde ahí comencé a usar esa herramienta para acercarme a las personas y contar sus historias.

La idea de este proyecto surgió a partir de un taller de fotografía con el colectivo Runa Photos. En el taller nos habíamos dividido en tres grupos y decidimos documentar tres calles de Quito. Yo tomé la Avenida República del Salvador, una avenida que está ubicada en el centro-norte de la ciudad. En esta calle hay muchas viviendas de clase media-alta y también muchas oficinas privadas y públicas (dos ministerios están ubicados ahí). Podíamos documentar cualquier aspecto de esta calle y yo decidí meterme al Ministerio del Trabajo. Me interesó particularmente documentar las oficinas porque yo nunca he trabajado en una y aunque se lo puede ver como un espacio aburrido, a mí me parecía que estaba lleno de detalles divertidos.

Este proyecto en marcha busca documentar la cotidianidad de las mujeres que trabajan en oficinas públicas y privadas en Quito. Con estas imágenes quiero explorar los comportamientos, intereses, gestos, atributos, apariencias, roles y expectativas que hemos llegado a asociar con ser mujer en estos espacios. Busco mostrar cómo las mujeres actúan en estos espacios donde pasan la mayor parte de su día y explorar también cómo interactúan con sus colegas.



FA: ¿Cuáles fueron los retos con los que te encontraste al realizar el proyecto y cuánto tiempo te ha tomado desarrollarlo?

DR: Cuando comencé a hacer estas fotos me llamaba la atención tantas cosas que sucedían en las oficinas, entonces, el primer reto que tuve fue encaminar las fotos hacia un tema más específico. Después de unos días de estar ahí, conversando y conociendo gente, una chica me comentó sobre como ella sentía que debía vestirse para ser tomada en serio por sus colegas hombres. Por ejemplo: usar tacos altos para ser igual o más alta que sus colegas, usar colores oscuros porque son más “serios” y ropa no muy “atrevida”. Eso me llamó mucho la atención y desde ahí comencé a explorar los detalles y elementos que puedan mostrar como se construye lo femenino en estos espacios.

Este proyecto realmente no ha tenido un momento de cierre. He vuelto de manera intermitente a tomar fotos desde que inicié el proyecto hace casi tres años. Es para mí un proyecto divertido y hasta cierto punto ligero, que me ha permitido refrescarme de otros trabajos que he venido realizando en este tiempo.


FA: ¿Cómo ves la fotografía documental en el Ecuador?

DR: Creo que la fotografía documental en el Ecuador está en un punto muy fértil. Ahora hay muchas personas que trabajamos de manera independiente y que buscamos constantemente nuevas cosas que contar. En este sentido hay una libertad de explorar temas diferentes y nuevos. Además se siente la presencia de muchas mujeres fotógrafas que se han tomado las calles. A mí me emociona mucho eso porque recuerdo que hace unos 6 años, cuando yo empecé a trabajar en un diario, habían muy pocas mujeres en el medio. Además, estamos cada vez más conectadas entre nosotras y eso es importante, nos da fuerza.


FA: ¿Tienes nuevos proyectos en mente? Háblanos acerca de otros proyectos que hayas realizado en tu trayectoria.

DR: Actualmente estoy trabajando en colectivo con Michelle Gachet, una colega y amiga. Hemos decidido trabajar juntas para enriquecer las historias que cada una quiere contar. Actualmente estamos trabajando en algunos proyectos que me emocionan mucho. Uno, por ejemplo, sobre la vida cotidiana de estudiantes de distintos colegios de Quito. Y otro, que es muy personal, sobre el aborto en Ecuador. Por ahora, he comenzado haciendo fotos de mujeres que han abortado para crear, en colaboración con ellas, una imagen que represente cómo ellas ven su aborto. Estas imágenes son solo el inicio de un proyecto que busca explorar las varias matices dentro de este gran tema que es el aborto en Ecuador. 

Esperamos trabajar por un largo tiempo en estos proyectos y queremos utilizar no solo la fotografía sino otras herramientas, como el video y el sonido, para contar estas historias.