Josselyn Cabezas

“Fuerza simbólica”

Josselyn Cabezas, fotógrafa seleccionada en la categoría emergentes nos cuenta cómo fue su acercamiento ala fotografía y sobre su proyecto, “Fuerza simbólica”, trabajo que presentó a Foto Álbum.

JC: Siempre tuve un apego con la fotografía, a los 16 años tome un curso y al poco tiempo ya me encontraba haciendo proyectos, en medio de este amor por la fotografía decidí especializarme en Diseño Fotográfico en el Instituto Metropolitano de Diseño. La idea de este proyecto nace realizando un foto documental sobre los pescadores, que inició en el Mercado Mayorista del sur de Quito donde pude hacer contacto con comerciantes de pescado y viajé con ellos hasta el mercado de Manabí, encantada por todas las historias que se podían contar del trabajo de la pesca, mi proyecto a futuro iba a tratar este tema más a profundidad, al poco tiempo, lamentablemente sucedió el terremoto del 16 de abril del 2016 y después de más de un año del suceso decidí plantearlo como proyecto de titulación, el proyecto retrata la vida de los pescadores después del terremoto, estaba informada y tenía contactos en la Chorrera, una comuna de pescadores en el cual se centraba mi investigación.


“Fuerza simbólica”, se realizó en la comuna “La Chorrera”, población ubicada en Pedernales – Manabí. Su mayor fuente de ingresos es la pesca, lamentablemente fue afectada por el terremoto del 16 de abril del 2016 con daños materiales e inmateriales irrecuperables, según el censo elaborado por la FENACOPEC se encontró que el 90% de las viviendas se derrumbaron; actualmente no existe un conteo exacto de como se ha dado el proceso de reconstrucción, muchos de los habitantes no tienen hogar, la ayuda que se brindó no fue para todos; los habitantes están perdiendo sus tierras siendo invisibles para alguna solución. El asesor de la Cartera del Interior declaró, que deben salir del lugar, como consecuencia, las familias pesqueras están en constante lucha por su territorio ya que el 80% de la comuna se dedica a la pesca, esto puede provocar que se termine con un pueblo de pescadores.



FA: ¿Cuáles fueron los retos con los que te encontraste al realizar el proyecto y cuánto tiempo te ha tomado desarrollarlo?

JC: El reto más grande del proyecto, “Fuerza Simbólica”, fue ganarme la confianza de las personas para así llegar a una intimidad, también hubieron retos de logística pues no consideré donde dormir ni comer, pero fui aceptada para convivir en las carpas y esto generó más confianza, en realidad no existieron mayores complicaciones porque siempre estuvieron de acuerdo en darme a conocer su situación y al poco tiempo ya no sentían mi presencia, ya formaba parte de su comunidad. El proyecto me tomó dos viajes, en cada viaje permanecí cinco días.




FA: ¿Cómo ves la fotografía documental en el Ecuador?

JC: Admiro mucho los trabajos documentales de los fotógrafos ecuatorianos, principalmente en pensamiento y sensibilidad para los temas tratados, existe una inmensidad de temas actuales en nuestra misma cotidianidad y se han creado plataformas digitales como Instagram para la difusión de los proyectos en colectivo, de igual manera he visto mucho sobre el movimiento foto documental ficción que es más contemporáneo, y deja a un lado lo clásico comunicando con técnicas más creativas, creando montajes y finalmente plasmando historias en foto libros con muchísimo diseño.



FA: ¿Nos quieres contar acerca de nuevos proyectos que tengas en mente u otros proyectos que hayas realizado en tu trayectoria?

JC: Me interesan mucho las injusticias sociales, realicé un trabajo de fotografía documental en Yúrac, una comunidad que por más de 20 años fue expropiada parte de sus tierras injustamente, finalmente las recuperaron y al poco tiempo retomaron la siembra a pesar de su avanzada edad, principalmente las mujeres de la comunidad, la idea fue una configuración de la identidad en el sector. Actualmente me encuentro en la fase de investigación sobre la expropiación injusta de tierras a los habitantes de San Rafael, que por motivos de tráfico en el sector del San Luis, Valle de los Chillos, se quiere realizar la ampliación del puente en el área de vivienda de siete familias, se afirma que son invasores y que no existe una remuneración elevada, dejando a muchas familias desamparadas. Considero que la fotografía es un arma de protesta y que si no se comunica perdemos una historia y no dejamos memoria.